“Disfruto, pero no tengo orgasmos”

 Cuando Harry encontró a Sally 

En muchos casos, la raíz de esta situación está en la falta de auto conocimiento. Y es que, aún hoy muchas personas mantienen una relación de rechazo con su propio cuerpo y con el placer que pueden sentir a través del mismo.

Si nunca han experimentado el orgasmo, nos centramos en desterrar mitos, trabajar la autoestima, realizar ejercicios de autoestimulación y dedicamos tiempo a la educación sexual.

Cuando la anorgasmia es situacional y solo ocurre en pareja, entonces el abordaje pasa por el trabajo conjunto de ambos miembros.

No podemos hablar de “malos y malas amantes”, si no de un posible desencuentro. En ellas, puede haber un cierto pudor, vergüenza de su cuerpo o temor a la pérdida de autocontrol durante el orgasmo. En ellos, es frecuente el “hipercontrol” sobre su propia respuesta eyaculatoria, lo que, en lugar de ayudar a su excitación, la limita. 

En cualquier caso, siempre partimos de la misma premisa: sentir un orgasmo no tiene por qué ser el objetivo de un encuentro sexual, ya que hay muchas formas de disfrutar en pareja que no lo incluyen.

Si tienes dificultades para disfrutar plenamente, a solas o en pareja, ponte en contacto con nosotras. Podemos ayudarte.